La edición 69 de los Emmy Awards, también conocidos con el sobrenombre de los Óscar de la televisión ha hecho historia por premiar en sus cuatro categorías únicamente a series protagonizadas por mujeres que representan con dignidad y orgullo a mujeres de diferentes estratos sociales y con un mismo punto en común: que todas son grandes luchadoras.

Después de anoche nadie más dudará de que las mujeres poco a poco se están apoderando del mundo. El hecho de que unos premios que alaban a la cultura más popular y al entretenimiento más recurrido como es la televisión, se hayan hecho eco de ello, demuestra que el camino hacia la igualdad es largo, pero tiene su recompensa.

LOS PREMIOS EMMYS

Los Emmys reparten sus premios dentro de cuatro categorías que reconocen la labor y el buen hacer de las mejores series de televisión que se ven al año en cualquier lugar del mundo y desde diferentes plataformas privadas y públicas. Este año los cuatro galardones han ido a parar históricamente a series en las que las absolutas protagonistas eran mujeres.

En la categoría a Mejor Serie (Drama) el Emmy fue a parar a “El Cuento de la Criada” de HBO TV, una serie que adapta la novela feminista de la escritora canadiense Margaret Atwood. La historia narra en clave de ciencia ficción distópica y de denuncia social la situación de un grupo de mujeres que están recluidas como prisioneras y a las que se utiliza únicamente para ser fecundadas. Una espantosa distopía que recientemente se está llevando a cabo en algunos países de Asia y que anoche sirvió para denunciarlo públicamente. Además, la serie de HBO recibió los premios a Mejor Actriz Principal (Elisabeth Moss), Mejor Actriz Secundaria (Ann Dowd) y Mejor Actriz Invitada (Alexis Bledel).

GANADORAS DE LOS PREMIOS EMMY

Mientras en el ámbito del formato conocido como Mini Serie o Serie Limitada el triunfo fue para “Big Little Lies” también de HBO TV, una mini serie dramática que adapta la novela homónima de Liane Moriarty, que narra las vidas de cuatro mujeres de un barrio de clase alta de California y que se erige como un contundente alegato contra la violencia de género. La serie estrella de la temporada se alzó también con el premio a Mejor Actriz Principal para la talentosa Nicole Kidman, a Mejor Actriz Secundaria para Laura Dern y a Mejor Actor Secundario a manos del único hombre Alexander Skarsgärd.

Aunque también hubo sitio para la comedia y para las necesarias risas, porque en la categoría de Mejor Serie Comedia triunfó “Veep”, una simpática sátira política de HBO protagonizada por la cómica Julia Louis-Dreyfus, que cuenta los sucesos acontecidos en la oficina de Selina Meyer, una vicepresidente ficticia, y subsecuente presidenta de los Estados Unidos, que también se anotó otro tanto al ver reconocida la labor de su protagonista como Mejor Actriz de Comedia.

Finalmente, el palmarés se cerró con el premio al Mejor Telefilm para el capítulo “San Junípero” de la serie futurista Black Mirror, un capítulo que narra la inmortal historia de amor interracial entre dos mujeres.

Una noche que hizo historia y que mediante el arte y unos preciosos discursos feministas recordaron al mundo que las mujeres pueden librar sus propias batallas y que deben tener los mismos derechos que los hombres en todos y cada uno de los aspectos de la vida.