Por Mar Gómez

A lo largo de la historia la contribución de la mujer en la ciencia ha estado patente a pesar de que siempre se ha subestimado su capacidad de investigación, producción y creación en este campo. La limitación en el rol social de los quehaceres del hogar y cuidado de los hijos, así como los escasos accesos a la educación han hecho que a lo largo de la historia muchas mujeres pasaran inadvertidas en este campo. Sin embargo, algunas mujeres lograron sobresalir, quizás no con el reconocimiento que tendrían en la sociedad actual, pero sí en una labor y una lucha que permitió a muchas, siglos después, evolucionar, comunicar y promover la ciencia.

Mar Gómez, Doctora en Ciencias Físicas, especializada en física de la atmósfera y meteoróloga en www.eltiempo.esEs el caso de la meteorología, y es que desde los años veinte, la mujer ha estado muy presente en el fascinante mundo de la atmósfera, cobrando cada vez más importancia y llegando a convertirse en muchos organismos y medios de comunicación en iconos y referencias destacadas.

En nuestro país, su papel en este campo va desde el ámbito de la investigación hasta la exposición pública de la comunicación meteorológica en canales de televisión, internet, radio y prensa.

Felisa Martín Bravo, pionera en meteorología

La que se convertiría en la primera mujer dedicada a la meteorología comenzó su carrera profesional en el conocido como Servicio Meteorológico Español, cuya sede se encontraba en el Retiro (Madrid) y que contaba con un Cuerpo de Administrativos en el que ya trabajaban varias mujeres.

Compartir
Artículo anteriorEntrevista a Patricia Campos Doménech
Artículo siguienteEllos por Ellas
WOMAN LEADER es una organización internacional orientada a fomentar el empoderamiento femenino para ayudar a las mujeres a alcanzar sus metas personales y profesionales. Nuestras iniciativas buscan promover la igualdad de género, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres y la educación en igualdad de las niñas.