Creatividad, diversidad, talento e innovación

286

EDITORIAL WOMAN LEADER #2

Cuando llevamos mucho tiempo trabajando en lo mismo o cuando llegan cambios importantes, a menudo nos encontramos con dificultades para encontrar la inspiración, para fomentar nuestra creatividad o tan solo para motivarnos. Es cierto que la creatividad pura es innata en muchas personas o que se puede considerar que hay personas más creativas que otras, pero todos y todas encontramos en algún momento fórmulas creativas de abordar el día a día casi sin darnos cuenta. Y, sí, es posible potenciar y entrenar la creatividad en sus diferentes facetas.

“La creatividad no se gasta. Cuanta más usas, más tienes”. – Maya Angelou

En el mundo empresarial la creatividad puede ser también una fórmula para resolver los problemas de manera novedosa, una fórmula que nos lleve a otra manera de hacer las cosas y es entonces cuando la creatividad se convierte en el motor de la innovación. La creatividad bien aplicada es por tanto capaz de transformar la sociedad y es por eso que, ahora más que nunca, debemos buscar tiempo y espacios que la favorezcan.

Existen varios elementos a tener en cuenta para potenciar la creatividad tanto en lo personal como en las organizaciones. A veces nos falta la visión de pensar que el cambio nos lleva a idear cosas mejores. Otras veces nos falta el empuje o la motivación para buscar nuevas fórmulas porque nos hemos aburrido. Y, la mayoría de las veces, nos falta algo fundamental para potenciar la creatividad: el tiempo para hacerlo.

“Si hubiera una única verdad, no sería posible pintar cientos de cuadros sobre el mismo tema”. – Pablo Picasso

Si nos rodeamos siempre de personas que piensan y sienten igual, que tienen ideas parecidas a las nuestras ¿no tendemos a optar por soluciones consensuadas por el grupo? ¿No tendemos a pensar igual que los demás? Es entonces cuando la frase “es que siempre lo hemos hecho así” cobra sentido y volvemos a más de lo mismo. Elegimos la solución más fácil y más conocida y la consensuamos con los demás, manteniéndonos en nuestra zona de confort. Por eso los entornos diversos fomentan nuestra creatividad al máximo nivel, ya que el intercambio de ideas y vivencias con personas de diferentes ámbitos, lugares, edades, género e ideología favorece espacios de intercambio y de innovación.

Y siguiendo con palabras de moda, mucho se habla en estos días de la palabra talento.

Pero ¿qué se considera talento? La RAE nos dice que:

Talento (Del latín talentum, y este del griego τάλαντον, plato de la balanza, peso).

1. m. inteligencia (IIcapacidad de entender).

2. m. aptitud (IIcapacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación).

Sin embargo, inteligencia y aptitud no son suficientes si no van unidas de un mínimo de curiosidad, de inspiración y de motivación para favorecer ideas y ponerlas en marcha. Para disfrutar de nuestro trabajo y contagiar a los demás de ese entusiasmo. Y esto no podemos hacerlo si dejamos de hacernos preguntas, de la misma manera que la ciencia avanza a medida que se hace preguntas, nosotros también debemos avanzar dejándonos llevar por el gusanillo de la curiosidad de la mente científica y de la mente creativa.

“La creatividad es una de las últimas maneras legales de obtener una ventaja injusta sobre la competencia”. – Ed McCabe

La mejor forma de mantener un alto nivel de motivación es encontrar aquello que nos inspira, lo que nos mueve. Necesitamos incentivar el aspecto creativo de personas y de organizaciones, para poder seguir transformando la sociedad y aplicar los avances tecnológicos a nuevas ideas y a nuevos campos, creando innovación.

Pero debemos siempre tener en cuenta que las ideas permanecen en el ámbito mental, mientras que los resultados ocurren en el ámbito físico. Las ideas sin la acción, no son capaces de producir resultados. Por eso es importante pasar a la acción y a eso os invitamos en este número de WOMAN LEADER MAGAZINE. ¡En marcha!