Muy a menudo nos encontramos con gente que ha iniciado la tarea de crear un blog sobre cualquier tema con mucha ilusión y ganas. Pasado un tiempo, la cosa no va tan bien como parecía y nos desilusionamos cuando los resultados no son lo que se esperaban. Mucho de esto tiene que ver con estos 5 errores simples pero comunes.

Si acabas de entrar en el mundo de los blogs o si llevas ya un tiempo como bloguera y descubres que las cosas no funcionan como esperabas, merece la pena dedicar un poco de tiempo a entender algunos de los errores comunes que cometen los bloggers. Muchos de estos errores pueden hacer difícil el desarrollo de tu blog e incluso hacerte tira la toalla. Recuerda que lo más importante es que disfrutes de la experiencia agradable y satisfactoria que es crear y mantener tu blog sobre ese tema que tanto te apasiona.
Vamos a repasar cinco de los errores más comunes de algunos bloggers:

  1. Expectativas poco realistas
  2. No alojar tu blog en tu propio dominio
  3. Perder el foco
  4. No pedir comentarios a los usuarios
  5. ¡Ignorar al lector!

1. ¡Expectativas poco realistas!

Si has iniciado la tarea de crear tu propio blogs esperando resultados inmediatos puedes sentirte decepcionada cuando tras varios meses de trabajo no tengas aún muchos de lectores o muchos comentarios. Debes tener en cuenta que hay decenas de miles de blogs en Internet que compiten por tu misma audiencia. La paciencia y la tenacidad son fundamentales si quieres tener éxito como bloguera. Si escribes bien, sabes lo suficiente del tema que has elegido en tu blog y encuentras tu nicho, debes esperar con paciencia y con trabajo a que tu contenido llegue a tu público. Crea artículos con títulos atractivos y promociona tu blog de forma constante y los lectores vendrán. Recuerda que se trata de generar valor y hacerlo llegar a tu audiencia.

2. No alojar tu blog en tu propio dominio

Al igual que cualquier otro sitio web, piensa en tu blog como un canal de comunicación a largo plazo en el que los propios contenidos son el producto. Una URL de Blogspot , WordPress o Typepad no sólo es poco profesional, sino que no es tuya. No tenemos nada en contra de estos servicios de blogs; son excelentes herramientas, pero si quieres desarrollar tu blog a largo plazo, deberás tener tu propio dominio.

De esta manera controlarás directamente todas las publicaciones del blog. Si el día de mañana, se te quedan pequeños estos servicios y tienes tu propio dominio, podrás exportar fácilmente su blog a otra herramienta o a otro servicio de hosting sin perder demasiado tráfico. Además de eso, un dominio propio facilita que tu audiencia te recuerde y vuelva una y otra vez buscando más información al mismo sitio.

Necesitarás un servicio de hosting para publicar tu blog. Algunos son gratuitos, algunos cobran una pequeña cantidad al mes, algunos son simples de usar y algunos requieren de más conocimientos técnicos por tu parte… Selecciona cuidadosamente tu proveedor de hosting, ya que una vez que hayas establecido tu blog y tengas algunos lectores regulares, es muy recomendable que lo mantengas por un tiempo. Y recuerda: ¡TU DOMINIO ES TU MARCA!

3. Perder el foco

Seguro que cuando empezaste tu blog con toda la ilusión tenías una razón especial para hacerlo. Quizá querías expresar tus puntos de vista sobre un tema, desarrollar una estrategia de marketing en torno a tu negocio o simplemente comunicar tus vivencias diarias. Cuando los lectores llegan a tu blog por primera vez estarán seguramente interesados ​​en los temas que tratas, y una vez allí les podrá o no gustar tu estilo. Si es así, seguro que volverán y comentarán en tu blog, de manera que si ves que los temas elegidos y tu estilo particular de tratarlos es de interés, mantén siempre el tono y el foco de tu blog, pues es eso lo que te hace diferente.

4. No pedir comentarios

La falta de comentarios es una queja muy común de muchos bloggers. Pero el problema a veces no es que la gente no lea el blog o que no quiera comentar, sino que el blogger no ha dinamizado el post, dando pocas oportunidades a los lectores de comentar sobre él. Igual que debemos pedir a la gente que compren nuestro producto, también hay que hacer un esfuerzo adicional para persuadir a la gente para que comenten en tu blog. Pide las opiniones de manera directa. A la gente le encanta eso. Pide al lector en tus textos que comparta sus experiencias, que contribuya o ayude a lograr algo. Pide también sugerencias, consejos y recomendaciones a los usuarios. Un blog que está abierto a sugerencias y a puntos de vista alternativos genera comunidad y una imagen de apertura de cara a los usuarios.

5. ¡Ignorar al lector!

Si lo fomentas bien y a la gente le interesan tus temas, te encontrarás que algunos de los lectores de tu blog dejarán comentarios. Muchos lectores estarán de acuerdo con tus puntos de vista y algunos pueden incluso elogiar tus ideas, pero otros serán muy críticos. Los usuarios de Internet dejan comentarios en otros blogs para intercambiar ideas y expresar sus puntos de vista. Responde siempre a los comentarios de tus lectores. Empieza por agradecerles la visita a tu web y su comentario (incluso los comentarios más críticos) y luego responde de forma clara al comentario. Si ignoras los comentarios de tus lectores y no los tienes en cuenta, acabarán ignorando tu blog. Recuerda que son ellos los que le dan vida a tu proyecto.

Aunque estos cinco errores son muy comunes a la hora de desarrollar un blog, son también fáciles de rectificar y el hacerlo te costará poco dinero o tiempo. Piensa en el trabajo que has estado haciendo hasta ahora y si puedes poner en práctica alguna de estas sugerencias para mejorar ¡Y no te olvides de contarnos qué tal te va!

¿Te ha gustado este artículo? Por favor, dinos de otros artículos que te gustaría que publicáramos.